Woodford Reserve Kentucky Straight Bourbon

Alcapone en Chicago o pintor en Mont Parnesse. Tal vez Casanova en Venecia, o mejor, boxeador en Detroit. Finalmente, tal vez tras muchas vueltas o tal vez porque era su sueño de crío, Joaquin Sabina nos contó, en 1992, que lo que el había soñado desde niño, su respuesta a la pregunta sobre quién o qué personaje histórico le gustaría ser era la del filibustero, el truhán, el del barco con la calavera, en definitiva, el pirata cojo que surca los mares saltando de aventura en aventura conquistando los mares.

Quién no ha soñado con algún personaje lleno de misterios, en un entorno de peligro, un conquistador. Tal vez, Von Bismarck, el famoso piloto alemán de la primera guerra mundial, o los generales Atila o Julio César, conquistadores de todo el mundo conocido. Tanta gente soñando con tan populares personajes y, sin embargo, nadie se acerca, ni roza siquiera, a Elijah Pepper: Cruzar el océano a un mundo desconocido, aventurarse en el oeste americano en la tierra de los Cheerokes, dejar un legado que llegue hasta el siglo XXI… y, por supuesto, fundar una destilería.

Porque el intrépido Elijah fue, en 1790, de su Escocia natal hasta Kentucky y, tras trabajar su granja de maíz durante años, comenzó la destilación de su whiskey, denominado ‘Old Pepper’ hacia 1812. Y ahí sigue, un whiskey que hoy se denomina “Woodford Reserve” ya que sus actuales dueños querían extender el nombre del condado de Woodford por los 5 continentes.

Como sucede con otros Bourbons, el rango dentro de la destilería es breve, siendo el emblema de la marca el Kentucky Straight Bourbon. Gracias a La Llar del Ví por facilitar a El Whisky del Mes este bourbon para la cata del mes y por poder dedicarle la atención que se merece a los whiskies producidos en USA.

El Woodford Reserve Kentucky Bourbon se envejece durante 6 años para, posteriormente, embotellarse a 43.2º. Contiene un 72% de maíz, un 18% de centeno y un 10% de malta, lo que marca claramente su diferencia con los single malt escoceses. La lista de premios incluye la medalla de oro en los SFWSC de los años 2011,2012 y 2014, y nueva medalla de oro en los WWA de 2014.

Se puede comprar aquí.

woodford reserveColor: Cobre brillante, recuerda incluso a una madera barnizada, tal vez es un color “buscado” ya que es bastante atractivo.

Aroma: La primera nota apreciada es la del maiz, dulce claramente, marcando la diferencia con sus primos escoceses. Continúa con su caracter americano con aromas de sirope y pastel de manzana, todo el dulce se integra de forma agradable, y surgen notas de anís y roble creando un conjunto muy armónico.

Paladar: Se mantiene el sirope dulce, aunque menos que en la nariz, y resulta bastante cremoso. Bastante anís y mucha madera de roble que es, sin duda, su carácter dominante. y también se deja sentir el centeno que no se ha apreciado en nariz.

Final: Medio a largo y más seco de lo esperado, agradable sensación de madera y centeno.

El Bourbon no es un single malt clásico, no se maltea, no envejece 18 años en barrica, no evoluciona en la copa sorprendiendo. El buen Bourbon no es nada de eso ni lo pretende. Lo que busca es agradar, desde su sencillez es capaz de compartir con cualquiera, nuevos o veteranos una tarde en buena compañía. Y este Woodford Reserve es uno de sus mejores ejemplos y un excelente whiskey de entrada para los provenientes del continente americano.

PUNTUACIÓN: 86

 

El whisky del mes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *