Whisky News: Records, Records, Records,…

¿Por suerte? ¿Por desgracia? Uno de los principales motivos de la compra de whisky es la inversión, en muchos casos, el poder de revalorización de diversos whiskies, hace poco hablábamos del Karuizawa, es superior a cualquier inversión en bolsa imaginable. Pues bien, acaban de salir los datos de venta de whisky en subastas del 2017 y se han registrado ventas en el pasado año por valor superior a los 28 millones de euros para un volumen total de unas 83.700 botellas. Cabe recordar que el volumen total alcanzado en 2016 fue de 16 millones de euros para 43.400 botellas.

ventas whisky Un incremento del 76% por cierto en coste y del 42% en botellas, más cantidad y más cara cada una. Es normal que los inversionistas se vuelvan locos con el whisky y que  a los aficionados nos dejen sin probarlos por los elevados costes.

Un Dalmore de 62 años fue la botella más cara, cerca de 70.000 euros, aunque en este caso sí se tratan de lanzamientos realizados expresamente para el mercado de subastas siendo más difícil de aceptar cuando las ediciones especiales del Islay Festival, los cask strenth que ni siquiera llegan a España o los Macallan o Highland park Limited Edition multiplican su valor en cuanto salen de la destilería.

Como añadido a lo anterior, las ventas de whisky escocés por parte de las destilerías se han incrementado en un 9% hasta alcanzar los 4.5 billones de euros. El mercado español se sitúa en un sorprendente quinto lugar con unas ventas en nuestro país de unos 200 millones de euros. La eterna pregunta que sucede en nuestro mercado es la que se refiere a cuánto corresponde a whisky de calidad, single malt preferentemente, y cuánto a whisky para invadirlo de coca-cola y hielos.

 

El whisky del mes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *