Sullivan´s Cove Double Cask

El 2014 ha sido el año del boom del whisky japonés. Tras la victoria en la Whisky Bible de Jim Murray del Yamazaki sherry cask 2013, las miradas del mundo se giraron hacia el país del sol naciente sorprendidos de que exista whisky más allá de Escocia. Pero no solo existe sino que no se puede entender sin la riqueza y carácter que aportan los diferentes whiskies de los demás países. Sin duda a la cabeza hay que situar los pot still de Irlanda y los Bourbons de USA que, junto a los escoceses y japoneses ya mencionados, formarían el poker de mayores productores de whisky y deben ser el foco de referencia para cualquier aficionado. Los escoceses Ardbeg y Highland Park, Yamazaki, y Hakushu, por Japón, Greenspot y Redbreast representando a Irlanda y, por último, los americanos Balcones y Sazerac sería un gran espectáculo donde estaría representado el 80% de la producción de whisky mundial.

Pero hay más. la destilería india de Amrut es todo un clásico. Por su puesto, Cánada, con su Canadian Club y Seagram por ejemplo, Suecia dispone de su McMyra y hasta Sudáfrica está muy presente con su Three Ships. Y recientemente está llegando whisky de una región que tal vez sólo los autralianos son capaces de situar en el mapa pese a que Walt Disney nos presentaba uno de sus íconos más reconocidos: Tasmania. La pequeña isla del sur de Oceanía, presenta whiskies absolutamente artesanales, con su propia personalidad, y se están haciendo un hueco en las cabinas de los aficionados a velocidad del rayo.

Sullivan´s Cove Double Cask es un whisky de NAS, la edad varía con cada batch, compuesto por un 60% de destilado madurado en barricas de roble americano, que han contenido bourbon Jim Bean y 40% de barricasde roble francés, de 30 años de antigüedad y que han contenido oporto previamente. Ambos tipos son quarter cask, es decir, barricas pequeñas donde la influencia de las mismas alcanza antes al whisky. Es embotellado a 40º.

Sullivan´s Cove Double Cask

Color: Sin filtrar en frío, sin colorante, ligeramente viscoso y un dorado tendiente al rosa muy entretenido.


Aroma: Increíblemente complejo a cada segundo se adivina un nuevo matiz mejor que el anterior. Malta dulce, frutos rojos, flores silvestres,… siempre se encuentra algo diferente cada vez que se acerca la nariz al vaso. La influencia del oporto se nota sutilmente, sin sobreactuar.

 
Paladar: Muy cálida se presenta con  infinitos matices navideños como son las nueces, los frutos rojos y la canela y junto con el dulzor del oporto y matices melosos, presenta un whisky muy cómodo de beber.

Final: Medio, cálido, sensación de frutas silvestres y naranjas




Pese a ser un whisky que no indica su edad, en una etiqueta del costado certifica que has pasado 13 años entre la barrica más joven y su embotellado, una política que le aleja de la tendencia horrible que estamos viviendo de los NAS, no age statment, donde, bajo otros pretextos, básicamente no se conoce qué contiene la botella. Sullivans Cove tiene un futuro brillante en el mercado

PUNTUACIÓN:  88 

El whisky del mes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *