Springbank 10 year old

Actualmente Campbeltown se puede considerar una península remota, pero en tiempos era uno de los centros comerciales del Reino Unido. Sus costas miran no sólo hacia Irlanda y Escocia, sino también a Estados Unidos y Canadá. Campbeltown, que se ahueca en una bahía del sureste de Kintyre, fue conocida como la capital del whisky, ya que en sus calles albergaba a finales del siglo XIX nada menos que 22 destilerías. Hoy sobreviven tres, Glen Scotia, Glengylees (fundada en 2004) y la más tradicional de cuantas hay en Escocia, Springbank.

Springbank Whisky Distillers, fundada en 1828 por John y William Mitchell y a cuya familia todavía pertenece, es la única totalmente autosuficiente, ya que su proceso empieza malteando su propia cebada, emplea turba local y envejece y embotella sus productos destilados. Considerada anticuada y demasiado individualista hasta hace poco, hoy en día muchas pequeñas destilerías le imitan, e incluso las grandes sacan sus mejores whiskies con más graduación, sin filtrado en frío y sin caramelo, políticas que Springbank siempre ha defendido por encima de las exigencias del mercado. La destilería además es la responsable de otras dos marcas: Longrow y Hazelburn.
El Springbank 12 Year Old es destilado 2 veces y media, embotellado a 46º y un precio de unos 40 euros.

SpringbankColor: Oro pálido, mucho cuerpo para un whisky de 10 años, oleoso.

Aroma: Invade una turba muy agradable. Envuelta en aromas marinos, es ligera y constante, nada alcohólica. También se aprecia la malta que no lo sustituye sino que lo complementa. Con un poco de tiempo, o un sorbito de agua, se añade la madera en forma de toques frutales tapando ligeramente a la turba.
Paladar: Un whisky muy sabroso, con mucha textura, que llena la boca. Malta y turba se complementan, también las especias, lo que deja un whisky muy complejo. Todos los tonos se presentan ligeros, envueltos en sal mal marina, sin imponerse unos a otros.
Final: Largo, salado y definitivamente picante.
Springbank es sinónimo de complejidad y su versión de 10 años representa un auténtico desafío debido a sus múltiples notas  que, prácticamente, le convierten en un whisky todo-en-uno, lo que es muy difícil de ver en un whisky con tan pocos años, y es reflejo del excelente trabajo que realiza la destilería en su proceso de elaboración.
PUNTUACIÓN:  86 

El whisky del mes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *