Puedes ser dueño de un Brora

¡Brora! Cuando nos escribió nos pareció algo increíble. ¿De verdad un fanático o coleccionista se va a poder hacer con un Brora en España? Fotos, historia de cómo lo consiguió,… toda una charla sobre esta botella de whisky de una de las “destilería silenciosas” de Escocia que un lector de la web ofrece y que consiguió hace años en un viaje. Busca oferta y en esta web disponemos del medio, en la opción que hemos denominado Whisky Club y donde se pueden ofrecer botellas de nuestras colecciones para cambiar o vender.

Esta ocasión es especial al tratarse de un Brora Rare Malts 1977, 24 year old, embotellada, por lo tanto, en 2001 y con nº 4202. Normalmente, este tipo de botellas solo es posible conseguirlas mediante subasta pero, en esta ocasión, cualquiera que esté interesado solo tiene que escribirnos a info@elwhiskydelmes.com y le facilitaremos los datos de su actual dueño. A partir de ahí, recordamos que el acuerdo es sólo entre particulares, sin costes ni intervención de nuestra parte, ya que nuestra idea es fomentar y colaborar con la afición en España y estamos encantados que un aficionado del país pueda conseguir una botella mítica para su colección.

BroraPero, qué es Brora

Brora es una destilería escocesa de la región de Highland abierta en 1819 y cerrada en 1983, es, por lo tanto, lo que se conoce como una Silent Distillery, no habiendo producción de la misma desde hace 35 años. Los stocks de whisky que quedan, y la propia destilería, pertenecen a Diaego y salen ediciones mínimas anuales que se agotan en el momento. Sin embargo, este año 2018 ha sido el primero en el que no han introducido una edición de Brora en su presentación anual de Rare Malts, como ya indicamos en su momento. ¿Se habrán agotado los Stocks? No lo sabemos.

Cuál es el precio de un Brora

No hemos encontrado una sola tienda española que lo tenga, sí las hay en las más importantes del Reino Unido. The Whisky Exchange dispone de la misma a la venta, enlace aquí, así como Hard To Find Whisky, aquí. Como se ve, los precios suelen superar los 2000 euros ya que Brora, junto a Port Ellen, son las destilerías más míticas de Escocia. Una opción es acudir al mercado de subastas donde el precio es más volátil y dependen de la edición, el año, etc… se puede echar un vistazo, por ejemplo, en WhiskyHammer, una de nuestras favoritas.

Y, cuál es el precio de ESTA botella

Como decimos, será al acuerdo al que lleguéis. Lo mejor es que nos escribáis a info@elwhiskydelmes.com y así podéis hablar entre vosotros tranquilamente y llegar a un trato. Desde aquí, le damos la enhorabuena al comprador.

 

 

El whisky del mes

7 Comments

  1. Ya me gustaría a mí pillar una de esas, jeje!

    Realmente en España sí es posible comprar algún Brora. No esta edición en concreto pero sí de otros embotelladores independientes (no pongo en enlace por no hacer publicidad). Pero en todo caso, los precios como comentas son muy elevados.

    A partir de aquí, tres apuntes:

    – en efecto, a estas piezas prácticamente solo puede accederse mediante subastas -una lotería-

    – existe una ‘moda’ con la reapertura de destilerías fantasma (ya lo vimos con Port Ellen o Rosebank). Reabria también Brora? Evidentemente lo q produzcan ahora poco o nada tendrá q ver con lo producido hace 30 o 40 años, pero; afectará al precio de estas ediciones? Cómo?

    – Lo único barato -relativamente- que puede adquirirse con el nombre ‘Brora’ en la etiqueta es una botella de J. Walker Blue Label ‘Ghost And Rare’. Esta es una edición limitada de un blend en cuya mezcla figura (no sé en qué porcentaje) este malta extinto. Y digo ‘barato’ por decir algo (sobre 300 euros, las pocas tiendas q lo tienen).

    En fin, mucha suerte a su actual dueño y felicidades al futuro poseedor!

    • Sí, Brora Y Port Ellen reabren hacia el 2020, otra cosa es cuándo saldrá la primera edición y si contendrá whisky de las antiguas destilerías. Si esta botella en lugar de ser de un particular sale en el circuito de tiendas habitual no dura una semana, hay menos cultura para este tipo de mercado a diferencia de otros países pero, sin duda, es una gran oportunidad.

  2. Una pregunta: de tener esa botella ¿os la beberíais?
    Entiendo que esto vuelve a dar juego para el debate sobre el estado del mundo del whisky como inversión, especulación o tráfico. Pero yo termino tomando partido por los escépticos sobre la calidad del contenido de las botellas de precios astronómicos. Oye, que también puede ser envidia por no poder acceder a ello, y me sumo a la idea de que “el whisky que no has de beber, déjalo correr”…

    • Hablo como fanático del whisky y partiendo de la base de disponer de dinero para comprar este tipo de botellas: Sí, sin duda. La experiencia completa para mí es beber whisky de todos los rangos y edades y beber un Brora sería parte de la experiencia vital. No me refiero a un Yamazaki extra-preciado o un special release limited blabla, moderno, se trata de un Brora de los 70 de 24 años.
      Además, deshacerse de whisky que no se ha probado debe de ser una experiencia extremadamente dolorosa…
      ¿Qué opináis?

      • Pues a ver … Asumiendo q esa botella me resulta inaccesible, solo puedo especular con lo que haría si la tuviera, jeje.
        Como coleccionista es obvio q tendría q tener un Brora en la vitrina para no tocarlo. Es historia del whisky, un malta irrepetible q jamás volverá a producirse. Sería una pieza maestra, una joya de la corona, como lo queráis llamar. Para mí sería un gustazo poseerla, y no te digo nada sobre q la pudieran atesorar mis hijos o mis nietos cuando los tenga.

        Por otra parte, la única forma en la q me imagino una botella así en mi poder sería teniendo muchiiiisimo dinero. Y en ese caso, me compraría un Brora para beber y otro para guardar. Así q no tendría q tomar una decisión; haría las dos cosas, jajaja!

      • Es altamente improbable que pueda poner las manos -o los ojos- sobre una botella como esa, así que ni fantaseo sobre ello. Como Alfonso, creo que quien tenga la capacidad de adquirir una botella de ese estilo tampoco tenga dificultades para comprar alguna más para beberla. También comprendo que pueda haber aficionados que haciendo un esfuerzo económico se lancen a comprarla –ésta u otra- como inversión. Supongo que habrá un montón de motivaciones para encarar la compra de una botella de whisky de 2000€ que se me escapan, pero yo –dejándome llevar por la fantasía, ya que estamos- lo haría por el hecho de beberla, porque me temo que no tengo nada de coleccionista, y el whisky para mí no es una afición, sino la fantasía que acompaña a otras aficiones. Quizás por eso lo veo desde otra perspectiva, a lo mejor muy distorsionada.
        Y seguramente me pasa como a la zorra de la fábula con las uvas, y como no puedo acceder a ese tipo de producto, me contento con minusvalorarlo, pensando que detrás de esos precios no hay más que marketing, y que el contenido de la botella no tiene por qué ser superior a caldos diez veces más baratos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *