Mortlach 18 Year old 1991 Signatory

Mortlach, de la región de Speyside, es una auténtica rareza dentro de la industria del whisky. Fundada en 1823, al entrar en la nave de destilación da la impresión de estar en una destileria en ruinas, o que le hubieran comprado los alambiques a algún artesano arruinado, tal es la diferencia en forma y tamaño de los mismos. Como la forma del alambique afecta el sabor, usualmente, suelen ser similares dentro de una destileria, ¿qué sucede, pues, en Mortlach? La historia dice que, al comienzo, los responsables fueron poco ortodoxos tanto en la elección de los alambiques como en su cuidado, hay que decir que incluso presentan diversas abolladuras, pero hoy en día presentan un whisky tan particular, un resultado tan especial, que nadie quiere correr el riesgo de cambiarlo.

Mortlach, al final de la destilación, presenta tanto carácter que es utilizado principalmente como blended o es embotellado por embotelladores independientes, con la única excepción hoy en día del Mortlach 16 Year old.
La cata se ha realizado con un Mortlach 18 Year old, embotellado a 46º por Signatory y con un precio para la botella de 0,70 l. de unos 45 euros.
Mortlach
Color: Trigo, muy oleoso.
Aroma: La anunciada particularidad invade desde el inicio. Muy perfumado, la madera y la fruta en compota explotan y se mantienen como constante. Algo de humo, pera dulce y algo de barbacoa se suman a la sinfonía de tonos. 
Paladar: Un whisky carnoso que evoluciona de seco a dulce, de nueces y cuero a dulce, jerez y frutas. También ahumado, tono que se prolonga y finalmente domina. No tan exclusivo como su aroma, no tan “Mortlach“, pero sí bueno, un poco alcohólico tal vez.
Final: largo, ahumado y picante.

Signatory lo ha embotellado en barrica de jerez aunque apenas se deja ver. Whisky para sibaritas, un paladar más suave le habría otorgado la etiqueta de imprescindible, sin embargo el tono alcohólico que persiste no es agradable y rebaja la calidad. El aroma, eso sí, espectacular.

PUNTUACIÓN: 84

 

El whisky del mes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *