Macallan 12 year old Sherry oak

HBO estrenó, el 12 de Enero de 2014 una de las series que más ha impactado este año: True Detective. La serie, protagonizada por Matthew McConaughey y Woody Harrelson narra las peripecias de dos detectives en la búsqueda, a través de 17 años, de un asesino en serie en la costa del sur de Luisiana. No puede faltar en una serie policiaca, y menos en una que se hace llamar “True Detective”, el clásico regalo para conseguir favores y el veterano detective Martin Hart, durante el séptimo episodio, realiza una visita a un viejo colega para que le permita ver los viejos archivos del caso, pero no lo hace solo: le acompaña nada menos que un clásico Macallan de 12 años sherry oak.

Pero lo que no sabía el viejo Martin es que, posiblemente, esté regalando una de las pocas botellas que quedan de tan conocido whisky: Macallan, en un giro que ha dejado estupefactos a todos los amantes del whisky, ha decidido prescindir de sus whiskies de año, tanto los fine oak como los sherry oak, para lanzar un nuevo rango basado en, nada más ni nada menos, que el color.

Macallan 12 year old sherry oak puede presumir de ser la expresión más tradicional de Macallan. Madurada enteramente en barricas de jerez,  por, al menos, 12 años, sobrevivía hasta ahora ajeno a la tendencia de los No Age Statement tan de moda y a las barricas de roble americano, más económicas que las españolas. Sin embargo ha llegado la hora de decirle good bye y dejar anotada su existencia en los libros de historia.

Macallan
Color: Cobre viejo, profundo.

Aroma:  Intenso desde un principio, un jerez envuelto en pasas y albaricoques anuncian a un whisky con personalidad propia. Lógicamente dulce, se intuyen todos los aromas propios de la barrica como piel de naranja, chocolate, algo de especias…no es una nariz de evolución, necesitaría más años, pero sí es una nariz  muy completa.
 
Paladar: Cremoso y mucho más ligero que la nariz, ligero dulzor que recuerda a la mermelada, algo floral y, naturalmente jerez. Fácil de beber sin duda, por sus 40º, tal vez con 3 más los sabores se sentirían más cómodos.

Final: Medio, permanece una agradable sensación a naranja.

Martin y Rust consiguen resolver el caso… y deberían darle las gracias a este Macallan 12 y.o. sherry oak. Es un whisky ligero, de acuerdo, pero contiene toda la personalidad de la destilería que, en estos momentos está cuestionada con el giro dado hacia las expresiones NAS.

PUNTUACIÓN:  87 

 

El whisky del mes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *