Laphroaig 10 Year old

“Todos los días de mi vida”, “Agua para elefantes”, “Greenberg”, “Diario de un escándalo”, “Chloe”… a alguien en Hollywood debe encantarle el whisky Laphroaig, ya que, curiosamente, aparece en las cinco películas mencionadas. Y es que, pese al eslogan tan mencionado de “o lo amas o lo odias” nada más lejos de la realidad, es un whisky extraordinariamente apreciado, basta decir que el club de amigos de Laphroaig cuenta con más de medio millón de seguidores registrados en su web. Existen tres versiones de 10 años: la clásica, embotellada a 40º o 43º, la quarter cask, una versión donde la barrica es más pequeña de lo habitual, y la cask strength.

Enumerar los premios de la versión clásica es prácticamente imposible, ya que desde hace más de 10 años acumula premios en los más prestigiosos concursos: SF Word spirit competition, 9 medallas de oro desde 2007 a 20011, International Wine & Spirit Competition, 2 medallas de oro y 2 de plata,  International Spirits Challenge, 3 de oro y 3 de plata… y la lista continúa.
La cata se ha realizado con un Laphroaig 10 yo, embotellado a 43º. Su precio es de 30 euros la botella de 0,70 l.
 
Color: Oro brillante.
Aroma: No se aprecia en absoluto el alcohol, tiene una excelente integración. La destilación es sin duda la clave de este whisky, ya que apenas se nota la madera y sí la malta, con un tono asombrosamente dulce, y el humo y la turba, manifestándose de forma intensa, evocando a una brutal tormenta en alta mar. 
Paladar: Incluso más fuerte, merece la pena el llevarlo a todos los rincones del paladar para apreciar su intensidad. Un tono de frutas silvestres, aunque muy matizado, mucha turba y mucho humo, tabaco, algas marinas, uva, sal y un poco de chocolate.
Final: Largo, mucha turba humedecida por el mar.
Si se compara con su hermano de 18 años, ambos resultan muy diferentes. A los 18 años ha perdido su fiereza, mantiene todo el sabor pero más refinado y le ha añadido un tono de vainilla, otorgado por el roble, absolutamente único que no se ha apreciado en su versión de 10 años. A favor de ésta, sin embargo, está la intensidad con que se manifiesta, una explosión de tonos marinos perfectamente integrados.
¿El mejor whisky de 10 años existente? Tal vez aunque los 43º se antojan importantes para dar cabida a tanto sabor por lo que los 40º del Laphroaig 10 Year old más habitual podrían ser insuficientes. Las otras versiones, quarter cask y cask strenght, embotelladas a 48º y 55º respectivamente, podrían ser la respuesta.
 
PUNTUACIÓN:  89 

El whisky del mes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *