Lagavulin 16 Year old

La destilería Lagavulin reside en una bahía de extraordinario paisaje, que invita a la quietud y la vida contemplativa, tal vez por eso sus trabajadores se toman con calma la creación de su whisky por excelencia, el Lagavulin 16 Year old, dejando reposar la malta entre 55 y 75 horas y realizando dos destilaciones realmente lentas, de cinco horas la primera y nueve la segunda. No se prodigan mucho más, tan sólo tienen una versión de 12 años cask strength y la lauredada versión de 16 Distiller Edition, con su acabado en Pedro Ximénez.

Los ratings de competiciones de “International Spirit” generalmente han dado al Lagavulin de 16 años altas calificaciones. Por ejemplo, el concurso mundial de bebidas de San Francisco, ha premiado al Lagavulin 16 años con 4 dobles medallas doradas consecutivas, entre 2005 y 2008. Y continuó con una más en 2010 y otras 2 en 2011. Claramente, un trabajo bien hecho a lo largo del tiempo. En los World Whisky Awards, fue elegido best Islay malt en 2008 y 2009.

La cata se ha realizado con un Lagavulin 16 yo, embotellado a 43º y con un precio de 45 euros la botella de 0,7 l.

Lagavulin 16 Color: ámbar, muy brillante, ligeramente rojizo, lo que sugiere caramelo añadido.

Aroma: Humo y turba con carácter, pero muy géntil y apetecible. Según se va desarrollando se integran nuevos tonos como el té verde, las especias y, por supuesto, los tonos marinos, algas y sal y especias. La percepción de los aromas es perfecta, no se nota el alcohol en absoluto, los mismos conviven en perfecta armonía formando un gran equipo. Merece la pena recrearse cada cierto tiempo, ya que es una nariz de evolución constante.

Paladar: Muy intenso, mucha turba húmeda y humo, ligeramente dulce pero también muy marino con sus toques de yodo y sal. No golpea, sino que envuelve el paladar hasta llenar cada rincón del mismo.

Final: Eterno y poderoso con su turba constante.

Recordando su versión Distiller Edition, la comparación entre ambas no pone en duda su origen, apreciándose el carácter Lagavulin en ambos casos. De color más rojizo, la Distiller Edition es un auténtico placer para los sentidos, con su turba y su Pedro Ximénez en plena competición. La versión clásica, más potente, es mucho más representativa de Islay y su carácter invita a la quietud y a disfrute.

Lagavulin 16 Year old es un whisky que ofrece una profundidad impresionante y certifica a su destilería como la más elegante de la región de Islay, distinguiéndose de sus temperamentales vecinos, como Ardbeg o Laphroaig.

PUNTUACIÓN:  90 

El whisky del mes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *