Johnnie Walker Black label

Darle whisky a un simio no parece la idea más inteligente concebida, sin embargo, muchos cambiarán de idea al saber que no es sólo whisky sino que lo que bebe el peludo personaje de El amanecer del planeta de los simios es nada menos que Johnnie Walker etiqueta negra, un clásico entre los clásicos de las bebidas alcohólicas en el cine.
Johnnie Walker

Y es que no sólo él lo ha catado, antes de triturar a balazos a los humanos, el mismo Superman también decidió darle una oportunidad a la marca, lo que a su vez animó a la mutante X Mística a dedicarle una parte de su tiempo al consumo del destilado.

Y dos actores, que no son superhéroes pero que se lo creen, se sumaron al club de Hollywood loves Johnnie, Bruce Willis en El calor de la noche, y Angelina Jolie en Ms and Mr Smith y, como no podía ser de otra forma, varios compañeros de las series más diversas también tienen su propio cameo con el que ha resultado ser el actor más prolífico, Johnnie Walker: En 30 Rock, el genial show de Alec Baldwin y Tina Fey, cómo no, True Detective, que no sólo de Macallan vive el hombre, Homeland, que no se invade Iraq sin una buena copa y True Blood, por si fallan las existencias de A+ en las cercanías.

El whisky blend por excelencia dispone de un rango amplio de whiskies, distinguibles por el color de su etiqueta dejando la blue, para el más seleJohnnie Walkercto de todos, un whisky que se comenta que incluye en la mezcla el codiciado y ya desaparecido Port Ellen. Pero es el black label, etiqueta negra,el que expertos como Jim Murray lo consideran el blend perfecto. Tiene su origen en 1870 y es una mezcla de más de 40 whiskies de al menos 12 años en barrica, entre ellos algunos muy reconocidos como Caol Ila, Mortlach, Talisker o Gledullah. El precio, excelente, sobre 25 euros la botella de 0,70 l.

Johnnie Walker

Color: Con caramelo añadido y filtrado en frío para cuidar la pureza estética, sobre los aromas, presenta un tono ámbar oscuro.


Aroma: 
Para un blend económico es muy balanceado y no se aprecia el alcohol como gran noticia. La malta dulce es dominante, siendo su aroma suave y agradable. Muy ligeramente se aprecia algo de humo y algunas notas florales

 

Paladar: Seco y limitado pero se mantiene el equilibrio y las sensaciones positivas. Se aprecia la madera de roble y un toque de humo. El agua no le ayuda así que abstenerse de añadirle o de echar hielo.

 
Final: Medio, suave, ahumado.


Es una muy buena sorpresa que un whisky tan económico sea tan fácil de beber. Es sencillo y elegante y una muy buena opción como daily dram.

BPUNTUACIÓN:  76 

El whisky del mes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *