Jim Beam White

Kentucky, 1770. Loas granjeros de la zona tienen que decidir que hacer con los excesos de la cosecha de maiz de ese año. Tras una complicada reunión en el mayor granero de la zona, y tras sesudos debates sobre al conveniencia de guardarlo para posibles hambrunas, alguien soltó la idea “¿Y si lo destilamos y lo bebemos como si no hubiese un mañana?” No hubo más debate. Había nacido el Bourbon.

Año 1975. Un joven Jacob Beam vende su primer barril de whisky a un colono que pasaba por ahí camino de… bueno, cualquiera sabe. No debía estar nada mal, o tal vez el joven Jacob era el único que sabía destilar de verdad, pero el caso es que se hizo con una buena fama entre colonos y demás peregrinos que, en esa época, buscaban algo más que fortuna en tierras inhóspitas. Y el muchacho le puso nombre, nada menos que Old Jake Sour Mash pero a sus clientes les debió parecer muy largo ya que, en unos años se comenzo a destilar bajo la denominación Old Tub.

Y la historia continúa, ya que la marca se ha mantenido en la familia hasta nuestros días. En 1938 cambió a su nombre definitivo, Jim Beam, en honor al coronel que revivió la destilería en tan solo 4 meses tras la ley seca. Destila varias expresiones, siendo la básica el Jim Beam White, un Bourbón sencillo que se puede comprar por unos 12 euros y que se embotella a 40º

jim beamColor: Bronce claro, limpio.

Aroma: Sencillo, el alcohol no molesta ni de inicio. Se intuyen las notas herbales características del Borboun y la madera de bosques húmedos, sin duda, es débil. Con algo de tiempo parece que evoluciona, siendo algo dulce, meloso y más amaderado.

Paladar: Algo picante llena la boca con sus notas clásicas de miel pero sigue siendo débil. Mucha madera también, te quiere llevar a la clásica cabaña en el bosque donde se agradece una buena chimenea pero se queda corto.

Final: Flojo, con miel y vainilla.

Podría pensarse que sirve para iniciarse en los bourbons pero se invierte mucho tiempo tratando de encontrar los aromas y sabores. Es realmente económico pero hay bourbons con precios sólo ligeramente más caros que son mucho más recomendables.

PUNTUACIÓN: 72

El whisky del mes

4 Comments

  1. Un producto que no he probado. Nunca he sido mucho de Bourbon, aunque ahora hay muchos más disponibes q hace unos años (Buffalo Trace, Bulleit.. ). El q más he probado es el el J. Daniels clásico (q en realidad es un Tennessee Whisky, no un Kentucky Bourbon), para mí algo sobrevalorado, y el Four Roses q tal vez esté mejor para consumir solo -para mezcla, ambos están bien-.

    Esta gente de Jim Beam hizo fortuna y creó un grupo muy fuerte a nivel mundial adquiriendo otras marcas y exclusivas de distribución, hasta q hace unos años fue comprada por Suntory en una operación corporativa muy importante.

    Con todo lo q he comprado esta semana, creo q tardaré en probarlo, jeje.

    • Ultimamante se puede comprar mejores bourbones ya que antes era casi imposible, eso sí, no hay que valorarlos como single malts, son más sencillos, pero las notas que tienen similar a un bosque de pinos o hierba mojada son cusiosos y diferentes. A mi me tientan a veces.

  2. Hola a todos. He de dar cierto respeto al bourbon. Me explico, mientras whiskys baratos exhiben agresividad alcohólica peleona que no me extraña espanten a mas de uno, este Jim Beam White demuestra mucha suavidad, vainilla, avellana….nada chirría en la boca. Su personalidad es clara, un destilado de maíz bien conseguido comparado con otras opciones de precio. He de decir algo parecido, mi opinión, respecto de otros bourbons básicos. En un bar de mi zona las opciones eran whiskys baratos inbebibles (no quisiera especificar) y este comparativamente sobresaliente Jim Beam.
    Saludos, tengo pendiente algo sobre Dyc….
    Gracias.

    • Gracias Mikel, un punto de vista muy interesante, un nuevo ángulo en el que fijarse a la hora de tomar este Jim Beam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *