El whisky más caro del mes en Whiskyhammer

Como compradores de whisky las subastas nos fascinan. Recordar que compramos ¡y bebimos! varias botellas de Yamazaky 18 year old en 2011 por unos 80 euros y que el precio actual, 7 años después, en subasta, ronda los 480 euros es algo que nos saca una sonrisa. ¿Volveremos a probarlo? Quién sabe. Recordar que probamos Yamazaki sherry cask 2013 pero no lo compramos porque pensamos que 110 euros no merecían la pena, el de 18 años es superior, y que ahora se subasta por hasta 2600 euros,… bueno, una sonrisa precisamente no es lo que se dibuja en el rostro.

Y es que el whisky sigue siendo una inversión única ya que lo peor que puede pasar es que el precio no suba como se espera y el supuesto inversor no tenga más remedio que bebérselo. Win/Win que dicen los ingleses.

whiskyhammerNormalmente, cuando hablamos del whisky más caro del mes, realizamos una búsqueda por una 6 ó 7 casas de subastas para traer la mejor información pero, en esta ocasión, nos vamos a centrar en una única, Whiskyhammer, una web de subastas de whisky online que es de las más amigables en cuanto a comisiones tanto para el comprador como para el vendedor. Pues bien, en está casa, el whisky más caro del mes ha sido el Macallan 13 year Old 2009-Easter Elchies, un cask strength que solo se vende en la destilería y que ha alcanzado un precio de 9158 euros, algo espectacular para un whisky con una emisión limitada pero anual. Para el segundo en la lista hay un considerable salto ya que se ha subastado por “tan solo” 4120 euros un espectacular Highland Park de 1958 y  40 años de envejecimiento. Otros whiskies interesantes de la subasta son, por ejemplo, un lote de 6 botellas de Glndronach 15 year old por 938 euros, recordad que se podía conseguir este whisky hace 5 años por unos 45 euros, o un viejo Lagavulin 16 year old que ha sido vendido ha alguno que opina que no “los de antes eran mejores” por 172 euros.

Si alguno está interesado en vender sus colecciones, en la web está incluida toda la información

El whisky del mes

7 Comments

  1. Tengo un Glendronach 15 que compré, sí, a 49 €, pero creo que lo voy a dejar para beberlo en una ocasión señalada, salvo que llegue el médico, me diga que tengo el ácido úrico por las nubes, y me tenga que conformar con mirar la botella.
    Lo de vuestro Yamazaki Sherry lo entiendo, pues me pasa cada día, pero me pasa con tantos whiskies que tendría que trabajar sólo para comprarlos, y ¿qué iba a ser de mi prole? Uno nunca sabe lo que traerá el futuro, salvo los muy enterados en el business, y Jim Murray. Habrá que apostar por otras destilerías…y comprar la Biblia del Whisky.

    • Aunque sabemos que estas botellas que desaparecen suben de precio, a mi me ha resultado especialmente significativo el Dronach 15, de hecho, hay otro lote de 3 botellas por 5oo euros. Ya sabes, cuando la bebas, que estarás tomando whisky de 150 euros la botella.

      • Me conformaría con “notar” que estoy bebiendo un buen whisky, aunque todos sabemos que el factor psicológico juega mucho a favor. He leído algo hace tiempo sobre eso, de una cata a ciegas de Port Ellen’s que consiguieron “simples ochenta y pocos puntos”.

  2. Yo, además de mi logico perfil de consumidor, tengo también mi pequeña faceta o afición de coleccionista humilde y subastador ocasional.

    La verdad es q es algo apasionante y frustrante a la vez, pero a mí me fascina. Es difícil de explicar, son muchas razones y muy variadas, pero realmente disfruto contemplando mi pequeña colección. Y en cuanto al ‘subasteo’, pues debo decir q es difícil y que exige tiempo -no son muchas las botellas ‘subastables’ a las q se les puede sacar rentabilidad-, pero también es terriblemente divertido!

  3. Veo que sois unos auténticos profesionales, a mí ni se me pasa por la cabeza lo de comprar en subasta, o comprar para revender, supongo que aún no he llegado a ese punto, pero envidio tanta botella buena que se ve por ahí. Solamente me temo que no llegaría a beberme todo lo que me gustaría comprar en una vida, no sé vosotros.
    En cierto modo me fascina y asombra quien se mete tan a fondo en este mundo, porque en mi caso me costaría un webo no terminar por beberme esa botella especial. Ya tengo que comerme los dedos para no empezar todas las botellas que llegan a casa…
    Os envidio, de veras.

    • Yo, como Alfonso, tengo una pequeña colección ya que solía comprar siempre una botella para beber y otra para guardar. Es cierto que, efectivamente, tengo whisky para sobrevivir un holocausto nuclear pero no es tanto para subastar como para verla, disfrutarla… no me llega para tener una colección de ferraris así que me conformo con una whiskies.

    • En efecto. Ambos comentarios se ajustan a mis circunstancias, jeje.

      Llevo bebiendo whisky “bien” unos 10-12 años, y en aquella época ya me iba guardando alguna botella ocasional. Poco a poco fui juntando alguna más y llevo 3-4 años de manera un poco más seria. Pero claro, siendo un currante hablamos de presupuestos limitados, por lo q hay q seleccionar muy bien. Hoy en día es complicadisimo encontrar algo coleccionable (ediciones limitadas, Vintages, botellas de destilerías fantasma o botellas antiguas icónicas de destilerías de prestigio) q no esté disparadisimo de precio.

      Claro q muchas veces he tenido las ganas de abrir tal o cual botella, pero no lo hago. Las botellas q compro para beber ya son lo bastante buenas, así q con eso mitigo el ansia de probar las ‘otras’. Además, me gustaría poder legar la colección a mi hijo mayor q, aunque aún es joven, es muy curioso con el tema y muestra interés.

      Respecto al subasteo, pues es muy ocasional. Si veo por ahí algo muy infravalorado y ya lo tengo, pues lo compro. Cuando tengo lo suficiente para hacer un envío rentable, lo lanzo. Lo q saco de la subasta lo uso para comprar whisky nuevo para la colección, así q puede decirse q un whisky financia otro, al menos en parte. Y también algunas veces he pujado y comprado algunas botellas, pero es peligroso porque como no tengas cuidado acabas pagando un sobreprecio importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *