Dalwhinnie 15 year old

La historia del whisky yace bajo los cimientos de las destilerías y está escrita con turba sobre listones de madera carbonizados. Cuenta anécdotas de sudor, de paciencia, de olas golpeando las rocas y, también hay que decirlo, de algún que otro fallecido dentro de una barrica. Pero la reciente historia también incluye a las compañías que actualmente nutren de capital las viejas marcas y que, probablemente, sin ellas, el whisky no sería tal y como es ahora. Un gran ejemplo de lo expuesto, y vale la pena este mínimo homenaje, es la compañía Diaego. Posiblemente pocos hayan oído hablar de ella y, sin embargo, es nada menos que la dueña de los muy comerciales J&B y Johnnie Walker, de los míticos Talisker y Lagavulin y de otras bebidas de gran popularidad como el vodka Smirnoff, la ginebra Tanqueray o el Tequila Jose Cuervo. La realidad es que son pocas las destilerías que quedan independientes y gracias a Diaego y otras diversas empresas de distribución es como sobreviven.

Dalwhinnie, de la región de Highland, es una de las destilerías que pertenecen a Diaego, siendo un gran proveedor de destilado para blends de la marca. Además posee dos whiskies de malta en su rango habitual como son la versión distiller con un acabado en amoroso, y el de 15 year old, todo un clásico dentro de los whiskies escoceses.

Jim Murray es un fan del mismo y lo coronó con un Liquid Gold Award en su Whisky Bible de 2014. El precio es económico, unos 40 euros la botella de 70 cl.

 

Dalwhinnie

Color: Oro claro, brillante.

Aroma: Diaego lo encuadra en sus clasic malts y acierta, ya que su presentación es con malta y roble, como cualquier whisky clásico. Podría asemejarse a un blend pero de mayor calidad. Evoluciona poco con mantequilla y algo de dulce y humo.

Paladar: Definitivamente rudo y con matices muy Highland. Madera de roble sobre todo, malta de nuevo, en general notas de granja y cereales. Y se adivina algo de humo y chocolate, pero de forma bastante escondida.

Final: Largo, muy clásico, casi roble por entero.

 

Dalwhinnie 15 year old se ha revelado un whisky para gustos. Por un lado, representa excelentemente a su región, con todo aquello que se espera de un whisky clásico, sin turba y sin jerez pero, por otro lado, es bastante silvestre, como si hubiera sido realizado en algún alambique clandestino. La mejor noticia es siempre la amplia variedad de whiskies que hay en el mercado y, con un precio muy adecuado, este Dalwhinnie sabe ocupar su propio espacio.

PUNTUACIÓN: 83

El whisky del mes

4 Comments

  1. Jajajajaja, qué bueno! Perdón. Es el primer blog dedicado a esto del whisky en el que se habla bien de Diageo, porque cuando no es su añadido de caramelo, o su filtrado en frío, es su política comercial; pero el caso es que siempre suele salir mal parado -como empresa, no sus whiskys- en las reviews que pillo por ahí. Incluso hay gente decidida a no comprar whisky alguno bajo su marca… Yo no puedo decir nada porque disfruto, como casi todo hijo de vecino, de sus Talisker y Lagavulin; es más, recientemente he caído y he comprado su Johnnie Walker Green Label, así que ruego su indulgencia, padre, por haber pecado.
    Tengo que decir del Dalwhinnie que me ha entrado curiosidad, porque ese es un scotch que parece que muchos no consideran siquiera merecedor de una reseña y otros dejamos de lado, mosqueados, simplemente por verlo en abundancia en los carrefoures entre Red Labels, y tal. Seguramente estamos todos equivocados…
    Por último, me hace gracia, y me alegra, (felicidades!!) esa facilidad suya para pasar de las exquisiteces de tropecientos euros a estos por debajo de 40…38,35 € en carrefour, ya le digo.
    Un saludo.

  2. Prometo que no estoy a sueldo de la compañía… al final se trata de reflejar un hecho y es que, por mucho que nos gusten las destilerías independientes, las empresas son necesarias también en este ámbito aunque tengan prácticas dudosas a veces. Creo que coincidimos bastante, ¿verdad? Y al final se trata de disfrutar no de pelearse con nadie.
    Tengo que decir que sí soy fan de algunos whiskies caros como el Laphroaig de 18 años o, el Corryvreckan que empieza a estar ya a buen nivel de precio, pero algunos whiskies que parecen básicos realmente sorprenden. Ardbeg 10, el mismo Lagavulin 16 no es caro, o el Old Pulteney 12… ¿Has probado el Glenkinchie de 12 años? ¡menos de 30 euros! bastante bueno, Enrique ¿me recomiendas algún whisky de menos de 40 euros para probar y hacerle una entrada? Gracias por tu colaboración, un saludo.

  3. Me temo que no soy una persona especialmente indicada para recomendar whisky, soy un simple novato con baja capacidad para la crítica, y todo eso. Disfruto del whisky como “fantasía”, y voy probando aquello que me parece interesante entre el tipo de destilado que me gusta y lo que voy leyendo como merecedor de ser pagado. Por cierto, no hay ninguna crítica en lo de comprar y beber whisky caro, o carísimo, todo lo contrario, y el blog me parece bastante equilibrado en ese aspecto. Me alegra que de una forma, o de otra, te lo puedas permitir. 😉
    Creo que has puesto por ahí eso de que hay tanto whisky que beber y la vida es tan corta [y el hígado tan sensible]…pues eso, yo estoy en el punto de ir probando de todo; y si me dejase llevar, mis hijos no tendrían pan para llevarse a la boca, así que me parece una buena forma de ir comprendiendo este mundo empezando por los básicos.
    Para mí [gusto] de lo mejor que he bebido/comprado por debajo de los 40 euros es el Longrow CV, del que ya has publicado la cata. Recientemente abrí un Glendronach 12, que compré en una licorería (aquí donde vivo sólo tenemos un club de gourmet de gran almacén con apenas nada donde elegir) durante las vacaciones a poco más de 32 €. Lo encuentro muy bueno (insisto, desde mi gusto y preferencias), muy superior a otros tipo Balvenie 12 DW que terminé hace poco.
    Pero uno que acabo de empezar, cinco o seis copas, y que me ha enamorado, que citas por aquí, pero del que no has hecho la cata, es el Bunnahabhain 12. Lo compré en la misma licorería a 36 €, pero debe de estar por poco más de 40. Para mí es delicioso.
    En la lista de deseos -baratos, eso sí- Clynelish 14 y Glencadam 10.
    Gracias a ti por mantener un blog sobre whisky en español. Saludos.

    • Tomo nota de todas tus referencias y vamos a ver qué podemos ir haciendo, desgraciadamente España es un país “subdesarrollado” con respecto al whisky y no es muy accesible salvo on-line, a ver si entre todos vamos subiendo el listón. Un saludo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *