Connemara Cask Strength

Con Connemara, la  Cooley Distillery ha resucitado la vieja y olvidada tradición irlandesa de secar la cebada sobre brasas de turba. El humo que pasa a través de las semillas de cebada durante este proceso de secado, confiere al whisky un sabor y aroma distinguido a turba. No existe, en estos momentos, otro whiskey irlandés con aroma de turba. Otra diferencia con respecto a otros whiskies irlandeses es que, en vez de la triple destilación, en Connemara se destila la malta únicamente 2 veces, eso sí, en 2 alambiques tradicionales irlandeses, tipo pot still, pequeños y de cobre.

Connemara Cask Strength es un whiskey de 12 años, embotellado sin colorantes y sin filtrar en frío, tal y cual sale de la barrica, en este caso, de roble. Tiene los premios Best irish single Malt en la WWA de 2008 y la medalla de plata en la categoría “Best in class” en la IWSC de 2009.
Para la cata se ha utilizado una miniatura de 5cl, embotellada a 57,9º. El coste de la botella de 0,70 l. es de 45 euros.
Connemara Cask StrengthColor: Vino blanco, cuerpo medio.
Aroma: Turba y mantequilla, en buen equilibrio. Al cabo de unos minutos se nota la evaporación del alcohol, pero su intensidad va por separado con los sabores y no es agradable. Se notan subtonos de vainilla y plátano.
Paladar: Debido a sus 57º es necesario añadirle unas gotas de agua. Afirma lo experimentado en nariz. La turba es suave y agradable y se complementa con la mantequilla. Además se añade ligeramente la vainilla, frutas dulces y especias que dejan un tono picante en la boca. Bastante equilibrado en sus aromas, pero la persistencia del alcohol vuelve a no ser agradable. Bastante aceitoso en la boca, lo que se complementa bien con el sabor de la mantequilla.
Final: Tonos de turba ligero, y pimienta más persistente.

Tras la cata lo más destacable es que, pese a su eslogan de “el whiskey irlandés con turba”, no es ésta su característica más apreciable ya que, si bien es correcta, existen numerosos whiskies escoceses con turba. Lo distinguible del Connemara peated whiskey, o cualquier otra versión, es que la complementa con un sabor a mantequilla muy característico. Por contra, el alcohol no está bien integrado y mantiene una sensación incómoda en la nariz y el paladar durante la degustación de la copa.

PUNTUACIÓN:  79 

El whisky del mes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *