Ardbeg Galileo

Galileo ha sido calificado como el padre de la astronomía. Inventor, matemático y revolucionario, se enfrentó al poder establecido indicando la teoría heliocéntrica que confrontaba tan abiertamente con el pensamiento de la época. Oficialmente, Ardbeg indica que su nueva expresión, Ardbeg Galileo, es un homenaje a el cohete Galileo, que entre 1995 y 2003 orbitó alrededor de Júpiter tomando información sobre el planeta, sin embargo, da la impresión que la destilería tiene más que ver con el genial científico que con la mencionada nave ya que año tras año experimenta nuevas posibilidades con sus whiskies, si el año pasado carbonizó hasta el extremo sus toneles para ofrecer el Alligator, este año han llevado la investigación al espacio: Varias barricas han viajado fuera de la tierra para estudiar el efecto de la ausencia de gravedad en los microcompuestos orgánicos del whisky.

Ardbeg Galileo no está realizado con dicho whisky, únicamente homenajea la idea. Realmente está compuesto por whisky de 12 años, destilado en 1999 y contiene parte de barricas de vino de marsala, de la región de Sicilia, un vino parecido al oporto.

Ardbeg Galileo ha sido elegido mejor whisky del año 2013.

Ardbeg Galileo ha sido embotellado a 49º y el coste de la botella de 0,7 l. es de 85 euros.

Ardbeg GalileoColor: ambar oro, ligeramente más oscuro que el Ardbeg 10.

Aroma: la turba y el humo siguen siendo dominantes pero se intuye entre las sombras el aroma característico del vino de marsala, de frutas dulces, que lo distingue de sus hermanos de destilería. La vainilla también está presente, sútil y deliciosa. Un toque de agua lo hará más dulce aflorando un tono similar al bizcocho de piña. No es una nariz poderosa, pero sí de aromas exquisitos.

Paladar: No tan dulce como el aroma, si es muy afrutado de inicio, con tonos tropicales como la piña y el mango aunque en extraña combinación con el humo. Con el tiempo, o con agua, domina más este último, junto con tonos marinos y la malta. Los tonos frutales decaen, pero se endulzan ligeramente.

Final: Se deshacen todos los tonos anteriores para dejar un gusto de madera, frutos secos y chocolate.

Ardbeg Galileo puede ser el reverso de la moneda del Alligator. Si este último se presentaba por llevar al extremo la potencia del Ardbeg, Galileo indica cuan sutil puede ser un whisky de la destilería. De nuevo, un excelente experimento de los científicos del whisky del presente siglo.

PUNTUACIÓN: 92

El whisky del mes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *