Ardbeg Dark Cove

Beber whisky en solitario es toda una experiencia. Una copa de Ardbeg es absolutamente inspiradora, buscar los infinitos aromas de los ya clásicos Uigeadail o Corryvreckan y, de vez en cuando, dar un sorbo medido y dejar que el líquido se funda con el paladar imaginando que el mismo es la cueva donde aquellos antiguos pictos destilaron por primera vez el agua de vida. Y reflexionar sobre las preguntas capitales de la vida, como, por ejemplo, en que día de locos decidieron que Islay, rodeada de remolinos marinos imposibles y con un oleaje que no invita a precisamente a continuos viajes a la isla, sería el lugar donde establecer algunas de las destilerías más importantes del mundo. Ardbeg nos lo cuenta para celebrar su fiesta anual. Indica que las numerosas cuevas servían de escondrijo a piratas y traficantes que escondían su licor clandestino en oscuros lugares creados por la naturaleza.

Y para homenajearlo lanza el Ardbeg Dark Cove, el Ardbeg más oscuro según indican ya que contiene whisky envejecido en barrica que ha contenido dark sherry, lo que se intuye que será Pedro Ximénez.  Un nuevo experimento de la marca y que, desde hace años, pone en pie de guerra a la comunidad del whisky. El precio, la exclusividad,… son parámetros que se han incrustado en los debates sin solución posible, pero merece la pena abstraerse de ellos, echar la vista atrás y recordar las primeras experiencias con los whiskies y el primer trago de Ardbeg. Y la sensación que que el mundo ya no sería el mismo. La devoción por esos whiskies ahumados, el reconocer la turba tan intensa, el perder la noción del tiempo con sus aromas. Desde 2011, Ardbeg apostó por ofrecer nuevas sensaciones a sus fieles durante los Islay festival, y en otras fechas puntuales, y lanzó expresiones como el Alligator con su barrica extremadamente carbonizada, el Ardbog y su barrica de manzanilla, Galileo, Auriverdes… el ardbegfan solo pedía experimentar sin otros condicionantes y la destilería se lo ofrecía y es lo que sigue haciendo más allá de la especulación de las subastas y la algarabía de las redes sociales. Experimentar, ese es el punto.

Un Ardbeg con su tradicional base de 10 años y parte envejecida en Pedro Ximénez supone, sin duda, un reto para los sentidos y la comparativa con el Uigeadail puede resultar interesante. Existe una versión Committee Release, vendida en la destilería, embotellada a 55º, pero la versión estándar entrega unos 46.5º que tal vez se antojan un poco bajos acostumbrados a sus cask strengths.

Ardbeg Dark CoveColor: Cobre rojizo pero está lejos de ser the darkest Ardbeg ever como señala la marca. El Uigeadail de 2015 es más oscuro por ejemplo.

Aroma: Rico en matices, bien balanceado y nada alcohólico. Al ser Ardbeg, se buscan, y se encuentran primero el limón, la sal, tabaco, muy evidente, y la turba pero son matices más débiles que de costumbre y el PX está por encima de ellos. Aporta notas de frutas como la  fresa y naranja y también de chocolate pero siempre muy dulces.

Paladar: En boca es donde realmente de torna en algo diferente con un matiz muy de caramelo, delicioso, una suerte de mermelada de fresa muy concentrada y realmente dulce. Como en nariz, los matices de turba, limón y sal permanecen de forma constante en el fondo.Los 46.5º no anima a añadir agua pero, además, no funciona con la misma, pierde su personalidad.

Final: Medio a largo con turba dulce, dejando sensación Ardbeg.

Ardbeg Dark Cove es un whisky extraordinariamente interesante. Tal vez contenga whisky de más edad que el de 10 años ya que la turba permanece siempre en las capas inferiores en una dirección opuesta al Ardbeg 10 y, en general, de la marca. En círculos ha sido definido como un supervitaminado Uigeadail pero no es correcto ya que el sherry es completamente diferente. La capacidad de crear cask strengths de Ardbeg es fascinante y este whisky no lo es pero, esta vez, el experimento ha sido satisfactorio. Un whisky diferente, un Ardbeg diferente.

PUNTUACIÓN: 90

 

El whisky del mes

7 Comments

  1. “A sure sign of over-zealous indulgence is (of course) drinking alone. Another is (of course) drinking in the morning.” Charles MacLean.
    Espero que aún no estemos en la fase de beber por la mañana. 🙂
    Parece que el perfil de este scotch está bastante alejado de lo que podría considerarse “clásico” o “old school”, no sé, me suena a goloso. Da la impresión de que la noche clandestina mereció la pena…

  2. Ni estaremos, ni estaremos…El core habitual, 10, Uigeadail y Corryvreckan es extraordinario y los whiskies del ardbeg day, son geniales como experimentos y, si los tomas como tal, los disfrutas, si entras en el juego de precios, accesibilidad, etc… pues entiendo que haya la polémica que hay, pero yo estoy encantado que cada año nos den a probar un whisky nuevo y raro.
    Ardbeg Dark Cove es (muy) dulce pero a mí me ha gustado la verdad. Preferiría que hubiera tenido 48/49º pero bueno, a lo mejor no funcionaba. Espero que tengas la oportunidad de probarlo.

  3. Supongo que el Dark Cove será más difícil que llegue a probarlo, pero alguno de los dos, Uigeadail y Corryvreckan, seguro que sí, si soy capaz de olvidarme de los prejuicios cada vez que encargo whisky. Ya van dos veces que he sacado al Uigeadail de la lista de la compra porque lo imagino, no sé, duro, anguloso, difícil. Serán cosas mías… Algo tendrán cuando Ardbeg tiene a seguidores tan fieles.

    • Los primeros batches de Ardbeg Uigeadail, años 2008-2010 han sido, probablemente de los mejores whiskies que se hayan hecho nunca. La integración del sherry con una turba extraordinariamente intensa hacía que fuera más que una adicción. Hoy en día el whisky es un poco más irregular, se utiliza whisky de barrica de jerez más joven y, además, como es un cask strength, es difícil de controlar. Unas gotas de agua le ayudan pero con cuidado de no pasarse. Pero es un whisky imprescindible, te va a encantar, para muchos el mejor que hay, debes probarlo, no ha subido tanto el precio, un poquito por encima de los 60 euros.
      El Corryvreckan es otra cosa, sobre todo por el precio actual, tal vez demasiado para muchos bolsillos, pero, para mí, el mejor. Tiene whiskies de 16 a 25 años, muy complejo y nada menos que 57º. Y no notarás nada de alcohol. Es el que me llevaría a una isla desierta. Hace pocos años costaba ligeramente por encima de los 50 euros y ahora pasa de los 80, lo que deja a mucha gente fuera, una pena.

      • Ya había leído sobre la irregularidad de las partidas en Uigeadail, pero no me preocupa eso ya que también lo decían del Lagavulin 16, y ahí lo tienes; en todo caso el problema estaría en identificar el año de embotellado para poder conseguir botellas “del bueno”, y eso me parece ya hilar demasiado fino. Quizás para los sibaritas de la cata y los profesionales, pero no es mi caso. No, mis prejuicios van en la linea de que me parece que va a ser un whisky excesivamente ahumado y duro, como te decía antes. Pero ya estoy casi convencido. 😉 Y el precio tampoco está tan disparado -contando que es un cask strength- si el disfrute es grande. Como lo aproveche igual que el A’bunadh es un regalo. Ya te contaré.

  4. Y voy a añadir un comentario ya que no me gusta hablar de algunos temas en las entradas: La polémica con Ardbeg es absurda. Ardbeg Dark Cove vs Lagavulin Distiller Edition. Ambos de Islay, turba intensa, finish en PX, la diferencia es que uno (Lagavulin) es anual y está embotellado a 43º y el otro (Ardbeg) es limitado y embotellado a 46º. Y valen lo mismo, sobre 95 euros, ¿Por qué se critica a Ardbeg? Puede que el Lagavulin sea mejor, por ejemplo, o no, es una apreciación, pero, como lo defines, existen prejuicios surgidos más de aquellos que quieren llamar la atención que de los que disfrutan de un verdadero whisky.

    • Te doy la razón en que las polémicas siempre vienen de partes interesadas, sin embargo, en el fondo tampoco faltan motivos. En cuanto a esas disputas una marca vs. otra marca son simplemente infantiles. ¿A quién quieres más a papá o a mamá? Pero tu defensa encendida de Ardbeg me ha conmovido. ;-).
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *