Aberlour A´bunadh batch 35

En el año 1975, durante la colocación de un par de alambiques en la destilería Aberlour, de la región de Speyside, se descubrió una “cápsula del tiempo” que contenía un periódico de 1898 envolviendo una botella de whisky. Los operarios que trabajaban en la obra decidieron celebrarlo como se debe, es decir, bebiéndose el tesoro que acababan de encontrar. Sin embargo, una quinta parte de la botella se salvó y fue a parar a los laboratorios de Keith, donde recrearon el mencionado whisky. En 1997 embotellaron la primera entrega, a la que decidieron llamar A´bunadh, que en gaélico significa “el origen”.

Mito, rumor… lo cierto es que A´bunadh se ha convertido en el referente más importante entre los whiskies de jerez. Cada entrega es diferente y se caracteriza porque los lotes o “batches” vienen numerados en la etiqueta. No sólo eso, sino que los fieles seguidores de A´bunadh prueban tantos batches como les es posible y disfrutan con los sabores y aromas que encuentran en cada uno de ellos, a veces diferentes, a veces similares, pero siempre magníficos.

Aberlour ha querido entregar un whisky siguiendo los métodos más tradicionales, eliminando el uso del colorante y el filtrado en frío y sin reducir su nivel de alcohol, es lo que se llama un cask strength o barrel proof. Además le han querido dotar de un fuerte carácter, es por ello que lo maduran exclusivamente en barricas de “spanish oloroso sherry”, es decir, jerez.

La cata se ha realizado con un Aberlour A´bunadh, batch 35, NAS “no age statement”, embotellado a 60,3º. El coste de la botella de 70 cl es de 40 euros.

Aberlour A´bunadhColor: Ámbar oscuro, bastante rojizo.

Aroma: Muy complejo, merece la pena explorarlo con cuidado. A 2 cm. de la copa se nota la influencia del jerez, pero si nos adentramos y situamos la nariz ligeramente dentro del vaso se nota e aroma a chocolate amargo y cereza. Y si se investiga más,  desplazando la nariz hacia los bordes, se aprecia mermelada de naranja y frutos secos.

Paladar: Amplio y lujoso, de inicio Jerez, chocolate y madera. Evoluciona y se queda el jerez, pero tal vez más parecido a coñac o vino dulce. Posee un gran balance entre todos los sabores, que aparecen muy integrados.

Final: Largo muy suave, a especias y jerez seco.

Estos matices y tonos se han obtenido utilizando un 15% de agua para reducir los 60º de la entrega y forzarle a abrirse más rápidamente. Sin embargo, es obligado probarlo también sin reducir. El golpe del alcohol, junto con su profundo sabor, es único. Y una tercera prueba, se han añadido solamente unas gotas de agua, hasta obtener un balance equilibrado de alcohol y sabor.

Este whisky es un auténtico “sherry monster” y el hecho de que tenga un carácter tan definido hace que no sea precisamente el más fácil de beber, eso sí, para los amantes de los whiskies de jerez será perfecto. Merece la pena compararlo con el Macallan cask strength o el Glenfarclas 105.

PUNTUACIÓN:  87

 

El whisky del mes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *