5 motivos para beber Bourbon

Tú sofá favorito y el glencairn listo. Tiempo de abrir el nuevo whisky que ha llegado quién sabe de dónde. Ese momento que roza lo místico es algo que solo los whiskófilos podemos comprender, el momento en que se prueba un nuevo whisky, esa hora que parecen minutos y en la que se agolpan sensaciones y palabras en la cabeza como turba, frutos del bosque, café o cookie navideña, miles de palabras, aromas y descripciones. Y, a partir de ahí, lo que se quiere es compartir, predicar, comparar con otros nerds del whisky qué sienten y detectan ellos.

bourbonEn El Whisky del Mes siempre buscamos eso: compartir. Hablamos con compañeros desde los comentarios sobre la cata de ese mes y qué le pareció a cada uno, explicando con orgullo diversas anécdotas. Hablamos por mail, compartiendo un nuevo descubrimiento y animando a comprar la última revelación que ha aterrizado en nuestras pequeñas bodegas. Y, recientemente, con La LLar del Vi hemos hablado de Bourbon. Porque el bourbon realmente es un desconocido en España. Los Jim Beam, Four Roses o Evan Williams, en sus versiones más básicas, e incluso el no-bourbon Jack Daniels, conviven entre nosotros dese hace tiempo pero simplemente con la etiqueta de destilados para beber en cantidad sin apreciar que hay bourbons de auténtica calidad.

Y para echar ese vistazo que se merecen los USA, la tienda online nos ha enviado un Woodford Reserve, lo que les agradecemos y que será la cata del mes de mayo, y os ofrecemos como adelanto este artículo con el título más comercial del año, ¡5 motivos para beber Bourbon!

Motivo nº 1: Recientemente derrota con holgura al whisky escocés en los premios internacionales

La biblia de Jim Murray 2018 eligió un Bourbon como whisky del año, el The Colonel EH Taylor Four Grain, ¿sorpresa? en absoluto, en 2017 su elección fue otro excelente bourbon americano,  Booker’s Rye 13 Year Old y el tercero el William Larue Weller.

Y los premios no se quedan ahí, este 2018 dispone de 4 bourbons premiados, en este caso con mención especial al 1792 Full Proof. Los expertos giran la vista y el olfato cada vez más hacia América y las grandes casas online británicas tienen agotadas las existencias de estos whiskies multipremiados al siguiente día del anuncio.bourbon

Motivo nº 2: Su dulzura, proveniente del maíz, lo acerca a todo los públicos

Para que sea Bourbon contendrá, al menos, un 51% de maiz lo que otorga una dulzura única, muy agradable, e incluso, muy amigable que apetece en cualquier momento. Mientras un whisky escocés, y por imitación un japonés, se basa en las notas fuertes de la turba o de una barrica de jerez, el bourbon se envejece en barrica virgen y la clave está en la calidad y el cuidado en la destilación del indicado maíz, por lo que, sin ser un licor, jóvenes que se acercan al destilado, mujeres que disfrutan de las notas más melosas u hombres que quieren algo diferente para acompañar un aperitivo, a todos satisfará en su justa medida.

Y a whiskófilos, que encontrarán todo un nuevo espectro de aromas y sabores.

Motivo nº 3: Es el whisk(e)y, junto al irlandés más volcado en la calidad en estos momentos

Escocia nos tiene aburridos con sus NAS, sus nombres raros y sus miles de expresiones, muchas sin sentido. Japón tuvo un boom que hizo que el precio doblase o triplicase el precio de las expresiones de mayor calidad. Es hora de mirar más allá.

Y en este mercado encaja el Bourbon y el motivo por el que se le está otorgando tantos premios, y es que compiten contra las grandes destilerías como Talisker, Ardbeg, Macallan o Suntory con calidad. Buffalo Trace, Elijah Craig o Woodford están invirtiendo en entregar expresiones cada vez más depuradas, sin complicarse, una básica de gran calidad y una extra con algún finish o más años en barrica. Y el mercado europeo cada vez se fija y busca más este whiskey americano.

Motivo nº 4: La relación calidad y precio es, sencillamente, espectacular

Marker´s Mark o Buffalo Trace por menos de 30 euros. Woodford Reserve o Rebel Yell por menos de 40. Las versiones sobre las que se asienta el Bourbon de calidad mantienen unos precios muy competitivos y asequibles para atreverse con ellos y las expresiones double barrel o 100% Proof rondarán los 60 euros, nada que ver con los precios, a veces por encima de los 100 euros de las ediciones especiales escocesas, por no hablar de los locos Yamazaki o Hakushu que se van a los 300. Beber Bourbon es económico… por ahora.

Motivo nº 5: Es 100%, historia viva de los Estados Unidos

El primer presidente de los Estados Unidos, George Washington fundó en 1799 la destilería de Bourbon más grande de entonces. Abraham Lincoln, natural de Kentucky, recibió la licencia para producir Bourbon justo antes de dedicarse a la política. El mismo congreso norteamericano dictaminó en 1964 que el Bourbon era un producto 100% USA.

Y el salvaje oeste no sería tan salvaje sin el Bourbon, ni F. Scott Fitzerald o William Faulker habrían escrito sus famosas novelas sin el necesario combustible… tal vez Keith Richards o Billy Idol hubieran sido podólogos si no hubiesen descubierto el Rebel Yell en su juventud.

Está claro: Beber Bourbon es cool y, además, está muy bueno. Para que conozcáis un poco más de los diferentes Bourbon, el enlace de la Llar del Ví para ellos está aquí y, ya en mayo, publicaremos la cata de Woodford Reserve Kentucky Straight Bourbon, uno de los más conocidos y respetados en el viejo y nuevo oeste americano.

El whisky del mes

3 Comments

    • Como tu también indicas en la entrada de los WWA yo también sigo teniendo como favorito el whisky escocés pero ya no podemos obviar la bajada de calidad de las marcas más conocidas y que sus NAS de 40 euros (no digo los de 100) no son buenos whiskies. Y eso hace que vayamos mirando para otro lado poco a poco. El Teeling irlandés del mes pasado o el Woodford que voy a escribir este mes son whiskies de unos 35 euros y te dan la calidad que te esperas. También está la opción de destilerías escocesas fuera del foco mediático, ¿verdad? Un Benriach, un Glencadam, un Arran…yo, en concreto, con el Bourbon tenía mucha intriga y he leído y visto bastantes videos estos días y la curiosidad ha crecido todavía más.

      • Lo mismo el bourbon que el scotch son dos destilados muy pegados -también en el imaginario colectivo- a eso que ahora está tan de moda, el terroir, el terruño, y por tanto tienen una importante capacidad “evocadora”. Seguramente por eso atraen de manera tan fuerte. Yo, como vosotros, me quedo con el escocés, donde sigue habiendo una abrumadora cantidad de variedades, marcas y calidades donde elegir. Mi experiencia con lo americano se limita a los Jack Daniels Single Barrel, que tampoco sé muy bien si entran dentro de la categoría bourbon, o no.
        Para el aficionado medio, una solución -además de la de probar otras cosas fuera del scotch- es la que indicas de mirar esas otras marcas que pasan de puntillas pero con notable calidad, las que citas… y otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *