Glendronach 12 year old

El 1 de agosto de 2012 El Whisky del Mes se complacía de probar el nuevo Glendronach 15 year old, se puede releer la cata aquí, y, curiosamente, escribía: “El multimillonario Donald Trump eligió un single Malt de 25 años de añejamiento de Glendronach para la apertura del polígono de golf de Menie en Aberdeenshire.” Desde entonces se han producido dos hechos realmente dolorosos. Donald Trump es presidente de los Estados Unidos y, lo que es peor, Glendronach ha suspendido el embotellamiento de sus whisky de 15 años por falta de stock. Sin embargo vienen con un detalle que hace mantener la esperanza de un mundo mejor y es que ambas tienen fecha de caducidad, llegando como tarde en el 2021.

Mientras tanto el aficionado a los sherry whiskies, embotellados en barricas de jérez y que, además, añoran la calidad de los whiskies clásicos, pueden navegar en el extenso rango de la destilería, que va desde los 8 años del whisky más joven hasta del de 21 y donde existen especiales con wood finishes o un tentador cask strength. Y, por supuesto, el que es el más equilibrado en edad y graduación actual, el Glendronach 12 year old que, desde La Llar del Vi, nos ofrecen para probar, aprovechando lo adecuado que es disfrutar de un sherry whisky en esta época navideña.

Se puede comprar Glendronach 12 year old aquí.

Glendronach 12Color: Ámbar profundo, claro.

Aroma: La entrada es limpia y la ausencia de alcohol invita a navegar buscando los aromas más profundos. La barrica de oloroso sherry lo convierte en un whisky con mucho carácter a frutas dulces. Inmediatamente se presenta una nota de chocolate negro y, seguidamente, naranja o, más bien, mandarina muy definida. La combinación de ambos aromas es delicioso y, ciertamente, adictivo. Además, indagando en todos los rincones de la copa, se pueden encontrar matices de frutos secos.

Paladar: Se nota la juventud, es brioso y cálido, con un jerez muy evidente. Se le puede dejar reposar unos minutos para calmarlo y entonces aparecen, curiosamente, notas picantes de pimienta negra. No evoluciona y mantiene el carácter sherry en todo momento con toque de tabaco y algo de chocolate.

Final: Medio y muy agradable, con un sutil jerez, por supuesto dulce y algo de cacao.

Gledronach quiere identificarse como la destilería de referencia de los whiskies de barrica de jerez y este Glendronadch 12 year old es el mejor ejemplo. Una extraordinaria nariz, que invita a sumergirse constantemente y una boca, aunque joven, muy clásica lo convierte en un whisky ideal para estas fechas. Además, como detalle para Navidad, la presentación, tanto la caja como la botella es muy cuidada por lo que, si se dispone de invitados, la imagen es de whisky elegante.

Tomado con la sugerencia de La Llar del Vi, cacao Sampaka, es una experiencia sensorial extraordinaria. Es recomendable empezar con unos sorbos de Glendronach y, una vez apreciados los matices, incorporar el cacao, que lo apaga ligeramente en boca pero añade mucha profundidad y, junto a la excelente nariz del whisky se crea un ambiente único.

Glendronach 12 year old ofrece lo que se busca y se disfruta.

PUNTUACIÓN: 87

 

El whisky del mes

3 Comments

  1. Dicen que la esa falta de stock obligó a usar parte (o bastante cantidad) de whisky de cerca de 18 años para embotellar el Glendronach 15 Revival. A lo mejor es solamente una leyenda, y yo estoy aplazando empezar esa botella un poco por la tontería de dejarlo para una ocasión señalada. Aunque la mejor es la de autoregalarse un buen traguito después de uno de estos días de frío y nieve.
    El Glendronach 12 no aguantó tanto y lo abrí apenas comprar la botella -por cierto, a un precio casi ridículo de 32 euros. Y es como dices, un clásico de terminado en jerez, lo que no tengo muy claro es si es Speyside o Highland, como ellos mismos especifican en la etiqueta. Desde luego tiene todos los ingredientes que enumeras, tan típicos de los ajerezados, pero sin llegar a un punto en que se pierda el sabor a lo que es, whisky. No se puede añadir nada más, porque todas esas notas que desgranas están ahí, reconociéndose con facilidad. Coincido contigo en que es algo brioso en el ataque, por eso te recomiendo que pruebes -si te es posible- el Tamdhu 10. Es todo lo que es el Glendronach 12, pero más goloso y redondo. Mi vecina dice que es el típico “lady’s dram”. Te gustaría…
    Un saludo.

    • Muchas gracias por confirmar la cata, creo que Glendronach nos gusta a todos los buenos aficionados. Lo mejor que tiene, y que indicas, es que es fácil reconocer muchos matices y eso genial para explicar un whisky.
      Yo soy mucho más de humo pero cuando había Glendronach 15 disfruté de varias botellas (con moderación!). El 15 es más redondo en boca pero en nariz no sé con cuál me quedaría… creo que es una destilería perfecta para una cata vertical ya que cada whisky va a enseñar matices diferentes de whisky sherry clásico. No me extrañaría nada que las versiones de antes tengan whisky de 18 años o más, el propio 12 tiene dos versiones, una embotellada antes de 2009 y a 40º (con un banner blanco en la caja) y la actual, a 43º y con banner rojo. Es por lo que comentas de los stocks.
      Ya he estado viendo el Tamdhu 10, no me lo hubiera imaginado nunca pero tiene muy muy buena pinta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *